Prevención e innovación confluyen en la Estrategia de Castilla y León de atención al paciente de cáncer

Incluye seis ejes y 37 proyectos

Guardar

La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ha comunicado que factores como la prevención, investigación e innovación confluyen en la Estrategia de atención al paciente oncológico del Servicio de Salud de esta comunidad autónoma (Sacyl).

Antonio María Saez Aguado

Para ello, el Ejecutivo autonómico indica que desarrolló los programas preventivos y de diagnóstico precoz que mostraron ser "eficaces" y que dispone de una red asistencial "completa" para el diagnóstico y el tratamiento del cáncer y grupos de investigación competitivos. La Estrategia pretende integrar todos los recursos y centrarlos en las necesidades de los pacientes con cáncer. Más de 100 profesionales y representantes de los afectados participaron en su elaboración.

Según los datos registrados por la Consejería de Sanidad de esta región, el cáncer es la primera causa de muerte en los varones de Castilla y León y la segunda en las mujeres. En 2018, se diagnosticaron 17.421 nuevos casos de cáncer, 7.071 en mujeres y 10.350 en varones. La incidencia del cáncer es de 724 casos por 100.000 habitantes y se incrementa en los grupos de mayor edad. De hecho, en la comunidad, el cáncer afecta a 68 personas por cada 100.000 habitantes menores de 45 años y se incrementa hasta 2.189 entre los mayores de 75 años. Pese a ello, la tasa de mortalidad por cáncer ajustada por edad es en Castilla y León ligeramente inferior a la media nacional.

Con esta Estrategia, la Administración sanitaria apunta que "se pretende mejorar la calidad de vida de estos pacientes y llevar a cabo actuaciones preventivas y asistenciales que disminuyan la incidencia y la morbimortalidad del cáncer en Castilla y León".
Ejes y proyectos
Además, la Consejería castellanoleonesa resalta que se marcaron diversos objetivos específicos, como mejorar la información y formación a los pacientes, avanzar en la detección precoz y el consejo genético del cáncer hereditario, procurar un diagnóstico rápido y un tratamiento multidisciplinar coordinado, mejorar la información a los familiares de las personas con cáncer, promover la formación continuada especializada en el manejo del paciente oncológico y facilitar la investigación traslacional, entre otros.

El marco estratégico se compone de seis ejes, 19 líneas estratégicas y 37 proyectos. Los seis ejes en torno a los que gira la Estrategia de Atención al Paciente Oncológico son: prevención primaria y diagnóstico precoz; atención al cáncer en adultos; atención al cáncer infantil y juvenil; tratamiento radioterápico del cáncer; participación ciudadana y humanización; y otras áreas soporte de valor.

Enmarcados en torno a estos seis ejes y a las 19 líneas estratégicas señaladas anteriormente, se elaboraron los 37 proyectos, entre los que se encuentran: los programa de largos supervivientes en cáncer de adulto, el cuidados paliativos específico en cáncer de adultos, el de seguimiento a largos supervivientes de cáncer pediátrico y el plan de reducción del dolor en niños y adolescentes.