Los medicamentos con incidencias de suministro cayeron en un 50% en 2020

Según datos del Consejo de Farmacéuticos

Guardar

medicamentos
medicamentos
El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) ha comunicado que los datos del Centro de Información sobre el Suministro de Medicamentos (CISMED), de 2020, revelan una caída del 50 por ciento, respecto a 2019, de los medicamentos con incidencias en el suministro.

Esta es una tendencia que se vio alterada por el notable incremento de la demanda de algunos fármacos relacionados con la Covid-19. "La mejora en los sistemas de información, la acción coordinada de todo el sector y la desaparición de las subastas de medicamentos en Andalucía han permitido poner fin a una tendencia creciente de los últimos años, a la vez que se ha garantizado, en todo momento, en los meses más duros de la pandemia, la disponibilidad de medicamentos", pone de relieve la citada corporación.

Así, los datos de CISMED reflejan que mientras en 2019 fueron 363 los medicamentos con incidencias en su suministro, esta cifra se vio reducida hasta los 181, una bajada del 50 por ciento. Este descenso fue posible gracias a la mejora continua de la información disponible de fuentes como el Centro de Información del Medicamento (CIMA) de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), y el propio CISMED, que continua sumando farmacias adheridas y nuevas herramientas de explotación de los datos.
Sobre las subastas de Andalucía
Además, el CGCOF remarca que "el final de las subastas de medicamentos en Andalucía ha contribuido a esta reducción, ya que, mientras estuvieron activas, los medicamentos incluidos en dicho sistema llegaron a representar más del 40 por ciento de los calificados con incidencias en el suministro por CISMED".

Respecto a la pandemia, esta organización colegial argumenta que, "sin duda, ha puesto a todo el sector a prueba a la hora de garantizar el abastecimiento de medicamentos, prueba que se ha pasado con nota". Así, en los primeros meses, aumentó mucho la demanda de fármacos, como el paracetamol y algunos inhaladores de consumo habitual, y, posteriormente, la hidroxicloroquina, empleada, inicialmente, para el tratamiento de la Covid-19.